Nosotros

Poesía

Sollozo en mis adentros mientras escucho música ajena a ti

Cada melodía y ritmo sabe a nosotros

Pesa mi pecho, pesa mi alma, mi espalda baja te extraña

Solo semen y sangre pensaste

Fuimos demonios con ángeles ciegos en la cama

Sufre y el sol no se levanta

La luna me llama, acústica y eléctrica en ausencia

Fría y amarga, besos de maple, sirope de maíz

Dulce pretendías, dulce no sentías

Larga cabellera, cicatrices de heridas viejas

Atenas y Roma ambas en tus piernas

Ambas en tus hombros.

Cerca, demasiado cerca te tengo

Me cerco. Cerco mis pensamientos por ti

Silvestre rey, de atractivos pigmentos faciales

Me condenaste con hechizos macabros

Juegos inéditos de medianoche

Árbol desnudo dejaste en casa

En nuestra casa.