Opinión

Por: Ariel

She is so naked and singular.
She is the sum of yourself and your dream.
Climb her like a monument, step after step.
She is solid.

As for me, I am a watercolor.
I wash off.

-For My Lover, Returning to His Wife, Anne Sexton

 

Ahora estaba viendo sus fotos. Algo en mi interior me llevó a buscarlas, a saber de sus vidas.

Ya han pasado meses. Años. Ya han pasado tantas cosas en mi vida y en las de ustedes también.

Tuve la fortuna de conocer a alguien que me está dando la oportunidad de disfrutar su compañía en total libertad y autonomía. Ustedes, no sé.

Recuerdo como las odié cuando me dejaron por regresar con ustedes. Como no entendía que ese ser que yo tanto amaba y que decía que estaba con ustedes porque no podía tenerme a mí o porque aún no me conocía, volvía corriendo a sus brazos.

El dolor me perforaba.

El dolor me mataba y yo solo deseaba que ustedes se alejaran, que hicieran algo terrible, que ante sus ojos fueran lo peor.

Me torturaba comparándome con ustedes, en lugar de aceptar que somos seres humanos diferentes.

Pero ahora, hago pública mis disculpas.

Perdónenme  el aferrarme a un hombre que en esos momentos sólo tenía ojos para ustedes. Perdónenme por querer destruir sus relaciones

Perdónenme por destruir sus relaciones.

Lo más absurdo -y lo que me causa más pena- es saber que sí, de una manera u otra logré que ellos las dejarán. Pero lo hicieron cuando yo ya no los quería.

Así que no me quedé con ellos.

Así que libré una batalla donde quizás obtuve un poco de victoria, pero no me siento satisfecha.

Ahora estoy con alguien. Alguien por quien no he tenido que pelear, ni reclamar, ni preparar estrategias absurdas para que ponga su atención en mí.

Alguien que no consume mi energía, sino que la aumenta y revitaliza.

He crecido y parte de ese crecimiento es gracias a ustedes.

Gracias, por quitarme a esos hombres que sólo me daban lágrimas.

Gracias por quitarme esos hombres que obviamente no querían estar conmigo.

Gracias por demostrarme que ellos no saben amar, pues el tenerlos a mi lado mientras decían que ustedes me odiaban y que ellos las amaban a ustedes me demostraron que eso no era amar. Y de paso les agradezco por librarme del mal sexo.

Les pido disculpas. Les deseo abundante amor en sus vidas,  amor desinteresado, puro y exclusivo.

 

Escribe música

Opinión

Creo que no existe una manera correcta y exacta para escribir. Cada escritor tiene su estilo, su personalidad y su pasión que se la transmiten al lector.

Pero creo que hay algo que todo escritor necesita, y eso es, alejarse de la monotonía. ¿Y cómo lo logra? Fácil, convirtiendo su escritura en arte. En música.

He aquí un ejemplo:

Esta oración tiene cinco palabras. Aquí hay cinco palabras más. Oraciones de cinco palabras sirven. Pero juntas se vuelven monótonas. Escucha lo que está pasando. La escritura se convierte aburrida. Me escucho como una máquina. O como un récord atascado. El oído demanda alguna variedad.

Ahora escucha. Varío longitud de las oraciones y creo música. Música. Mi escritura canta. Tiene un ritmo placentero, una entonación, una armonía. Uso oraciones cortas. Y luego uso oraciones un poco más largas. Y a veces cuando estoy seguro que el lector está descansado, comenzaré con una oración de longitud considerable, una oración que quema con la energía de un impetuoso crescendo, el redoble de los tambores, el sónido metálico de los platillos – sonidos que dicen, ¡Escucha lector! Esto que viene ahorita es importante.

Así que he ahí la solución. Escribe alternando oraciones de longitudes cortas, medianas y largas. Crea un sonido placentero en los oídos del lector. No sólo escribas palabras. Escribe arte. Escribe música.